miércoles, 13 de mayo de 2009

The Reader (2008, Stephen Daldry)


El amor, la ética
y los libros


The Reader
EE.UU./Alemania, 2008
Dirección: Stephen Daldry. Guión: David Hare, a partir de la novela Der Vorleser, de Bernhard Schlink. Fotografía: Roger Deakins, Chris Menges. Música: Nico Muhly. Montaje: Claire Simpson. Intérpretes: Kate Winslet, Ralph Fiennes, David Kross, Lena Olin, Jeanette Hein, Susanne Lothar. Duración: 124 minutos. Premios: Oscar y Globo de Oro Mejor Actriz (Kate Winslet).



Podríamos comenzar desde la admiración, cada vez mayor, que nos genera Kate Winslet. Porque, seguramente, aceptar un personaje como el que compone en The Reader responde a una actitud plenamente moral, alejada de los fulgores vanos del estrellato. Algo que la actriz ha demostrado sobremanera, y que se suma a su también reciente participación en el recomendable film Sólo un sueño (Revolutionary Road, 2008), dirigido por Sam Mendes.
También agregar que The Reader es el tercer título del realizador inglés Stephen Daldry, responsable de Billy Elliot (2000) y Las horas (2002). Lo que nos permite comenzar a delinear una obra incipiente, con preocupaciones temáticas. Más la complejidad que supone The Reader, tal vez el mejor de sus films.
Detenernos en el mismo título de la película puede oficiar de eje, de referencia que nos permita, por un lado, atender al personaje central de la historia: Michael (David Kross/Ralph Fiennes); y por el otro, atravesar el film todo desde lo que supone la misma práctica lectora, nexo inteligente pero, sobre todo, afectivo con el mundo.
Es este vínculo lo que suscitará el acercamiento entre los enamorados, aún cuando una barrera generacional sea prejuzgada y obligue al juego de escondites. Michael y Hanna (Kate Winslet), conocerán furtivamente, pasionalmente, sus cuerpos y los libros que los estimulen: Homero, Twain, Chéjov, Lawrence, comparten el lecho de los amantes. La voz en alto y cada vez más dramática de Michael apasiona a Hanna, que demanda más, entre sonrisas y lágrimas, durante los años ’50 de la Alemania postbélica.
Lo que aguarda contenido, mientras tanto, es la historia personal, aquella que significaría el acercamiento mayor, pero que Hanna evita y nos devuelve como interrogante. Será allí donde se provoque el quiebre, cuando el estudiante de leyes que Michael comienza a ser descubra un pasado reciente, tan cercano y evasivo como la figura de su amada o el silencio cómplice de su familia. Porque tal como sabrá señalar uno de sus compañeros de estudio, ante el horror que le provocan los campos de exterminio nazi, “todos sabían lo que ocurría”.
Por eso, decíamos, no perder la figura del “lector” como guía. Es más, será justamente él quien nos entregue su historia, quien –como con las lecturas ante su amada- nos la relate. Es a partir de este ejercicio, pareciera, tan simple, lo que permitirá a Michael no sólo exorcizar su pesada carga, sino también memorarla para la generación futura: su hija, por vez primera, sabrá algo acerca de la figura hermética que siempre ha sido su padre.
Queda entonces el recuerdo de Hanna, su escucha atenta y su dolor para siempre. Responsable de sus actos. Tanto como la ética que manifiesta Michael, veraz encargado de dictar sentencia allí donde la ley parece fallar. Situación límite que Michael afronta en virtud de un ejercicio ético que prevalezca, aún sobre sus propios sentimientos. En razón de una única sobreviviente que, por salvarse del exterminio, pudo también contar su historia, escribir un libro, y legar su memoria.

4 comentarios:

Literato dijo...

Vi a esta película cuatro veces ya y cada vez me sorprende más. La actuación de Winslet es fenomenal pero el joven alemán Kross también lo hace excepcionalmente.

Soy escritor y lector y entre el libro de Schlink y la película hay ciertas pequeñas diferencias que son aceptables por el encuadre para la pantalla.

Sin lugar a dudas es una gran película y un gran libro.

Saludos.

p.d. Algo que me llamó la atención fue que en el film Michael sufre de Escarlatina pero en el libro era Hepatitis (tal vez sea porque de la escarlatina puede derivar en hepatitis, no lo sé).

Leandro Arteaga dijo...

Gracias Literato por tus palabras. El vínculo -vía transposición- entre literatura y cine es apasionante (y debiera ser tema de agenda para desarrollar en la radio). No tuve oportunidad de leer el libro pero, por lo que decís, la esencia de lo que se narra allí está también presente en el film.
Muchos saludos.

盧廣仲vicent dijo...

cool!i love it!AV,無碼,a片免費看,自拍貼圖,伊莉,微風論壇,成人聊天室,成人電影,成人文學,成人貼圖區,成人網站,一葉情貼圖片區,色情漫畫,言情小說,情色論壇,臺灣情色網,色情影片,色情,成人影城,080視訊聊天室,a片,A漫,h漫,麗的色遊戲,同志色教館,AV女優,SEX,咆哮小老鼠,85cc免費影片,正妹牆,ut聊天室,豆豆聊天室,聊天室,情色小說,aio,成人,微風成人,做愛,成人貼圖,18成人,嘟嘟成人網,aio交友愛情館,情色文學,色情小說,色情網站,情色,A片下載,嘟嘟情人色網,成人影片,成人圖片,成人文章,成人小說,成人漫畫,視訊聊天室,性愛,a片,AV女優,聊天室,情色

羅志祥Little Pig dijo...

cool!i love it!情色遊戲,情色a片,情色網,性愛自拍,美女寫真,亂倫,戀愛ING,免費視訊聊天,視訊聊天,成人短片,美女交友,美女遊戲,18禁,三級片,自拍,後宮電影院,85cc,免費影片,線上遊戲,色情遊戲,日本a片,美女,成人圖片區,avdvd,色情遊戲,情色貼圖,女優,偷拍,情色視訊,愛情小說,85cc成人片,成人貼圖站,成人論壇,080聊天室,080苗栗人聊天室,免費a片,視訊美女,視訊做愛,免費視訊,伊莉討論區,sogo論壇,台灣論壇,plus論壇,維克斯論壇,情色論壇,性感影片,正妹,走光,色遊戲,情色自拍,kk俱樂部,好玩遊戲,免費遊戲,貼圖區,好玩遊戲區,中部人聊天室,情色視訊聊天室,聊天室ut,做愛